Abels & Annes

Accidentes de autobuses escolares

accidente de autobus escolar

Una vista familiar en todo el estado son los niños abordando y viajando en los autobuses escolares en su camino a la escuela, campamentos de verano, viajes de estudio o actividades después de la escuela. A menudo, los padres piensan en un autobús escolar siendo seguro, incluso los más seguros, medios de transporte para sus hijos. Una vez que los niños están en un autobús, muchos padres están seguros de que la seguridad de sus hijos vendrá primero, y que no hay nada de qué preocuparse.

Muchos padres se sienten seguros porque los autobuses están sujetos a regulaciones más estrictas que los vehículos de pasajeros. Por ejemplo, algunos buses deben de parar y comprobar por trenes antes de cruzar las vías del tren. Los conductores de autobús no están legalmente autorizados a conducir con cualquier cantidad de alcohol en su sistema, lo que significa que ningún conductor del autobús escolar debe estar detrás del volante después de beber. Otros padres parecen convencidos de que el gran tamaño del bus significa que, incluso en el caso improbable de un accidente, sus hijos no pueden ser heridos.

Los hechos demuestran que desafortunadamente, este no es el caso. Los autobuses escolares están involucrados regularmente en accidentes en Illinois y con frecuencia resultan en lesiones a los menores y a los niños. De vez en cuando, un niño muere en un accidente de autobús escolar.

Hay miles de maneras en que un autobús escolar puede estar involucrado en un accidente mientras que los niños se encuentran a bordo. Otro conductor puede ser negligente por pasarse una luz roja o una señal de alto y golpear el autobús, o por exceso de velocidad y provocar un accidente con un autobús. Cuando un accidente involucra un autobús escolar, los niños a bordo son más propensos a sufrir lesiones que el público pueda creer. Generalmente, los niños en un autobús no tienen acceso a los cinturones de seguridad y por lo tanto no pueden usarlos para mantenerse seguros. Sin el cinturón de seguridad, es más probable de que un niño sea lanzado de un asiento en caso de un accidente. Un niño puede ser tirado al suelo o al techo, dependiendo del accidente, y puede sufrir lesiones graves cuando esto sucede.

Miles de niños son heridos cada año en accidentes de autobuses escolares. Sólo en 2011, hubo 1,476 accidentes de autobuses escolares en Illinois y de ellos, 276 accidentes producieron lesiones. A diferencia de las colisiones con vehículos de pasajeros pequeños, cuando un autobús escolar está involucrado en un accidente, docenas de personas, incluyendo niños, se pueden lastimar en un solo accidente. Choques entre dos autobuses llenos de estudiantes pueden resultar en muchos más lesiones. El bufete de abogados de Abels & Annes, P.C., previamente ha representado y actualmente representa a varios niños y sus familias en el área de Chicago que han sido heridos en un autobús escolar.

Un niño lesionado como resultado de negligencia puede ser una experiencia muy difícil para los padres y la familia. Cuándo un niño se lastima, los padres o guardianes de un menor bajo de la edad de 18 años pueden presentar un reclamo o demanda en nombre del niño. Accidentes de autobuses escolares pueden resultar en lesiones, tales como:

  • Fracturas (huesos rotos), a veces tan sever que requieren reparación quirúrgica.
  • Lesiones de cabeza y cerebrales.
  • Lesiones de espalda y cuello, también conocido como el latigazo cervical.
  • En algunos casos, muerte.

Accidentes de autobuses escolares pueden ser causados por un conductor de autobús escolar u otro conductor en la carretera. A pesar de cómo ocurre el accidente, no es culpa de los niños en el autobús. En un accidente, los niños se convierten en víctimas inocentes y, sin embargo, con demasiada frecuencia, las compañías de autobuses y de seguros ignoran esto y tratan a las familias de las víctimas, como si no tienen derechos. Si su hijo ha sido herido en un accidente de autobús escolar, su familia puede tener un reclamo por las lesiones sufridas y cualquier otro daño que se vieron obligados a incurrir. Si el accidente fue culpa de la compañía del autobús escolar, conductor del autobús, otro conductor en la carretera, o algún otro adulto, es posible que tenga un reclamo. Estos casos pueden ser muy complicadas y a menudo están defendidos vigorosamente por las compañías de autobuses escolares, incluso cuando su reclamo esta válido.

Su hijo fue herido en un accidente de autobús escolar en Illinois?

Trabajaremos para ayudarle a que se recupere por el dolor y el sufrimiento de su hijo, gastos médicos, desfiguración, pérdida de la vida normal, y cualquier otras pérdida sufrida en el accidente. Miramos recuperar los costes presentes y futuros, cuando representando un menor herido.

Con experiencia representando a los niños en los casos en contra de las Escuelas Públicas de Chicago y las compañías de autobuses que les prestan servicios, así como las escuelas en las áreas suburbanas, sabemos lo difícil que puede ser conseguir justicia cuando su hijo ha sido herido. Deje que Abels & Annes, P.C. ponga nuestra experiencia a trabajar para su familia hoy.

Si su hijo ha sido herido en un accidente de autobús escolar, pida una consulta de caso gratis o llame al (312) 924-7575 para hablar con un abogado.

Client Reviews
My overall experience with the law firm was excellent. I don’t have anything bad I could say about them. I felt like I was being taken care of like I was a close family member.
★★★★★
I would give them an A+, a 10, they far exceeded my expectations. Professional, direct, very educated, very honest. I never felt like I wasn’t kept in the loop or that I was left on a need-to-know basis. Molly
★★★★★
The one thing I have learned, especially in using Dave Abels, is that any time you use a professional, there are only two things you should expect: results and communication. Dave Abels excels at both. Jerry
★★★★★
I think of Dave and his firm as a great resource, very knowledgeable, and would certainly recommend them to anyone. Amy
★★★★★
I didn’t have to do anything. It was all in their hands and I would get calls with good news every time. I am happy with the way they handled everything. Jordan
★★★★★