Abels & Annes

Negligencia Médica

Usted o un ser querido han sufrido una lesión por negligencia médica?negligencia medica

Mucha gente han oído hablar de negligencia médica, y por lo general lo asocian con errores muy extremos durante el tratamiento médico, por ejemplo, hacer una operación quirúrgica invasiva en el paciente equivocado. Sin embargo, la negligencia médica ocurre de muchas formas menos drásticas, aunque los resultados pueden ser tan perjudiciales e incluso mortales.

En 2010, HealthGrades, una compañía de la calidad asistencial, lanzo un estudio basado en 37 millones de registros médicos para los años 2000 a 2002 y determinó-sorprendentemente-que hasta 195,000 muertes al año son atribuibles a errores en el tratamiento médico en los hospitales de los Estados Unidos. Y estas sólo son las muertes-no las otras lesiones menores que pueden afectar gravemente a la salud de un individuo, placer de la vida, y la longevidad. Y aunque estos números no se pueden verificar absolutamente, un informe de 2010 del Departamento de Salud y Servicios Humanos del mismo modo concluyó que, para los pacientes que utilizan Medicare, hasta 180,000 muertes por año fueron al menos parcialmente atribuible a errores en el tratamiento médico.

Mientras no todos los errores médicos son totalmente prevenible, por ejemplo, un paciente puede experimentar una reacción alérgica inesperada y desconocida a una anestesia u otros medicamentos, muchos de ellos son. De hecho, un estudio publicado en el 2000 del Instituto de Medicina, una entidad sin fines de lucro que opera bajo un estatuto del Congreso otorgado a la Academia Nacional de Ciencias, concluyó que por lo menos 44,000 muertes, y quizás hasta 98,000 muertes, son atribuibles cada año a los errores médicos prevenibles. Si estas estimaciones son correctas, los errores médicos prevenibles estarían dentro de las diez causas principales de muerte en los Estados Unidos, y tal vez hasta la tercera causa de muerte.

¿Qué clases de reclamos constituyen negligencia médica?

Errores prevenibles en la atención médica pueden constituir un caso sólido para la negligencia médica. Estos casos pueden resultar no sólo de un error quirúrgico, pero de los errores cometidos por las enfermeras, médicos y otros cuidadores. Muchas de las demandas por negligencia médica más comunes provienen de los siguientes tipos de errores:

  • Error de medicamento: Esto puede tomar la forma de utilizar el medicamento equivocado (de la prescripción de un médico, de un error cometido por un farmacéutico, o al ser administrado a un paciente equivocado); ser recetado un medicamento que causa serios efectos adversos debido a una reacción alérgica conocida o por ser combinado con otros medicamentos; ser prescrita la dosis incorrecta, o en fallar de recetar un medicamento necesario.
  • Fallos Diagnósticos: Se define como casos en que un médico falló en diagnosticar correctamente un problema, causando retraso en el tratamiento (y causando una lesión que podría haberse evitado o minimizado); no cumplir con pruebas o procedimientos diagnósticos necesarios o adecuados; o mal diagnostico a un problema.
  • Supervisión negligente: se produce cuando un paciente bajo el cuidado de un hospital no está monitoreado suficientemente, dando lugar a fallas para proveer una atención adecuada y / o apropiado.
  • Retro de tratamiento: Esto ocurre cuando el retraso en el tratamiento de una condición conocida conduce a una enfermedad más grave.
  • Falta de obtener el consentimiento informado: Como se sugiere, esto implica lesiones resultando de procedimientos en los que el proveedor de servicios fallo de informar plenamente a un paciente de los resultados probables o potenciales del procedimiento, los riesgos asociados a él, o, en casos raros fallo de obtener todo consentimiento en absoluto.
  • Falta de suficiente entrenamiento o habilidad o credencialización apropiada: Este reclamo se presenta cuando un paciente sufre una lesión de un procedimiento médico, y luego descubre que el proveedor de servicios médicos no debería haber sido permitido rendir el procedimiento debido a la falta de entrenamiento o experiencia.
  • Lesiones de nacimiento y malpráctica obstétrica: Se trata de casos en que las medidas tomadas durante el parto causaron daño permanente al niño o a la madre.
  • Errores quirúrgicos: Estos casos implican lesiones causadas por un cirujano que tomó medidas innecesarias que causaron lesiones, o fallo en realizar el procedimiento con el cuidado o suficiente habilidad para cumplir con los estándares aceptados.
  • Fracturas subsiguientes, infecciones o lesiones, incluyendo lesiones intencionales: Estos casos involucran lesiones que ocurren mientras los pacientes están bajo del cuidado de un médico o de un hospital. Estos pueden incluir lesiones extiendiendo de contraer infecciones, mientras que en un hospital, a ser asaltado por un médico o por otro paciente.
  • Falla del equipo: Muchos procedimientos médicos confian en el buen funcionamiento de los equipos médicos. Fallas de equipo debido a un mantenimiento inadecuado, calibración, o la operación puede dar lugar a lesiones graves que de otro modo no habrían ocurrido si el equipo funcionaba correctamente.
  • Supervisión inadecuada o la continuación de tratamiento: Muchas complicaciones potenciales y efectos adversos de un tratamiento o procedimiento, aún si se realiza correctamente, no podrá aparecer hasta más tarde. Un reclamo por insuficiente monitoreo surge cuando los médicos no toman las medidas necesarias para asegurar que los posibles efectos adversos conocidos o consecuencias son monitoreados suficientemente.
  • La falta de trabajo en equipo o comunicación: Frecuentemente los pacientes son vistos por muchos proveedores de atención-sus médicos regulares, especialistas, enfermeras, etc. Incluso en la sala de operaciones, equipos de cirujanos y enfermeras son responsables de las esferas definidas de la atención al paciente, y una pieza clave de información que no se comunica entre los varios individuos en el curso del cuidado pueden causar que desarrollen lesiones graves, ya sea el médico que falla de notar una alergia a medicamentos a una enfermera que no reporta un paciente con dolor.
Crear un caso de negligencia médica

Como se ha detallado anteriormente, negligencia médica puede tomar muchas formas. Al mismo tiempo, la negligencia médica constituye una específica clase de demanda por negligencia. En los juicios de negligencia médica el demandante alega que un proveedor de atención médica, lo cual puede incluir no sólo los médicos y cirujanos, pero los dentistas, terapeutas, enfermeras, o personas que trabajan bajo la supervisión de estos profesionales, ya sea actuaron o fallaron de actuar de una manera que cayó por debajo de las normas aceptadas de la práctica o la atención en la comunidad médica . Además, este acto u omisión condujo a la lesion o la muerte del paciente. Sin embargo, incluso cuando una persona ha sufrido una lesión grave como resultado de un procedimiento médico que no salió como estaba planeado, demostrando que usted tiene una demanda de mala práctica válida no es una tarea fácil.

La mayoría de las demandas por negligencia médica -más de 95% -se resuelven antes de ir a juicio. En algunos de estos casos, las partes resuelven, por lo general, cuando el médico o el hospital considera que el caso de la negligencia es relativamente clara. Pero en más de la mitad de los casos presentados, los acusados tienen éxito en tener casos despedidos por una razón u otra. Una de los obstáculos más difíciles para los demandantes de demostrar o apoyar sus casos es que casi todas las pruebas se encuentra en las manos y las mentes de los médicos y hospitales que están defendiendo los casos. Para los casos de negligencia médica que si van a juicio, los demandantes sólo ganan alrededor de un tercio del tiempo.

Si usted cree que tiene un reclamo válido por negligencia médica, llame a Abels & Annes, P.C.

Porque casos de negligencia médica son a menudo difíciles, si quiere prevalecer en su reclamo, es vitalmente importante de trabajar con abogados que tienen la experiencia y las cualificaciones necesarias para ganar. Los abogados de negligencia médica en Chicago de Abels & Annes, PC, tienen décadas de experiencia en el manejo de una variedad de demandas por lesiones personales, y ellos lo pueden ayudar con su demanda por negligencia médica.

Si usted ha sido herido por atención inadecuada o defectuosa, o un ser querido ha sido gravemente herido o ha muerto debido a la incompetencia o la mala conducta de un profesional médico, contacte a Abels & Annes, PC, para una consulta gratis. Llamae a nuestro número gratuito (855) LAW-CHICAGO (855-529-2442), llámenos localmente en (312) 924-7575, o simplemente utilice nuestro formulario de evaluación aquí en nuestra web. Recuerde, que en Abels & Annes, PC, usted no paga ningún honorario a menos que recuperemos dinero en su nombre.

Client Reviews
My overall experience with the law firm was excellent. I don’t have anything bad I could say about them. I felt like I was being taken care of like I was a close family member.
★★★★★
I would give them an A+, a 10, they far exceeded my expectations. Professional, direct, very educated, very honest. I never felt like I wasn’t kept in the loop or that I was left on a need-to-know basis.
★★★★★
The one thing I have learned, especially in using Dave Abels, is that any time you use a professional, there are only two things you should expect: results and communication. Dave Abels excels at both.
★★★★★
I think of Dave and his firm as a great resource, very knowledgeable, and would certainly recommend them to anyone.
★★★★★
I didn’t have to do anything. It was all in their hands and I would get calls with good news every time. I am happy with the way they handled everything.
★★★★★