Abels & Annes

Responsabilidad del establecimiento

responsabilidad del establecimiento

¿Se ha lesionado como resultado de una condición peligrosa en la propiedad de otra persona? Si es así, usted puede tener un caso de responsabilidad del establecimiento.

Casos de responsabilidad del establecimiento descansan sobre la teoría de que el dueño de la propiedad es responsable de cualquier condición insegura sobre la propiedad. En el caso de que una persona se lastima de esa condición insegura, la ley de responsabilidad del establecimiento establece que el dueño de la propiedad puede ser legalmente culpable por compensar a la parte perjudicada por los daños que él o ella sufre. Los abogados de la responsabilidad del establecimiento en Chicago de Abels & Annes le pueden asesorar sobre sus derechos y ayudarle a obtener una compensacion por sus lesiones.

Muchas personas comparan la responsabilidad del establecimiento con los casos de "resbalon y caída ", y esta percepción es conceptualmente precisa: un caso típico de responsabilidad del establecimiento puede involucrar un piso resbaloso en un supermercado, en el que un cliente se cae y se lesiona la espalda. Sin embargo, la ley del establecimiento es mucho más amplio que eso, y no es tan simple.

Contrariamente a lo que mucha gente cree, simplemente ser herido, en la propiedad de alguien, incluso si es una lesión seria, no siempre es suficiente-para crear responsabilidad. Al igual que todos los casos de negligencia, los elementos de responsabilidad del establecimiento cae en un patrón general:

  • El acusado tiene el deber de cuidar a la demandante;
  • El acusado no cumple el deber;
  • El incumplimiento causa una lesión del demandante, y
  • El demandante sufre daños como resultado.

En consecuencia, cuando se trata de la responsabilidad de las premisas, como regla general, los terratenientes (o los ocupantes de la tierra, tales como el operador de una tienda de comestibles en un terreno alquilado), tienen la obligación de mantener y conservar su propiedad en condiciones razonablemente seguras para evitar hiriendo a los que están en la propiedad. La falta de mantener el premises seguro constituye un incumplimiento de esa obligación, y un individuo que sufre una lesión como resultado de una condición peligrosa puede ser capaz de hacer el dueño de la propiedad legalmente responsable.

¿Cuándo sera el dueño responsable por una lesión que ocurrio en su propiedad?

Para ser responsible bajo la teoría de la responsabilidad del establecimiento, el dueño de la tierra (u ocupante, según sea el caso) debe tener conocimiento de las condiciones peligrosas. Esto puede ser aviso real-que el propietario de la tierra tiene conocimiento que hay una escalera quebrada, por ejemplo, o que alguien derramó una botella de aceite de oliva en el pasillo de la tienda de comestibles –o puede ser "notificación implícita", es decir, un dueño responsable, en el ejercicio de la atención ordinaria sabe o debería saber de la condición peligrosa. En algunos casos, podría ser demostrado por algo tan simple como no cumplir con un requisito del código del edificio. Por ejemplo, si un edificio no tiene suficientes rociadores contra incendios o detectores de humo para cumplir con los códigos del edificio, entonces podría decirse que el dueño tiene "notificación implícita" de la falla porque un propietario responsable que ejerce cuidado ordinario se aseguraría de que su edificio ha cumplido con todas las normas pertinentes, incluso si el dueño real no estaba, consciente de la deficiencia.

El requisito de aviso, sin embargo, también significa que si un dueño no tiene medios razonables o la oportunidad de determinar la condición peligrosa, la responsabilidad no puede mentir. Por ejemplo, en el caso del aceite de oliva: si un patrón en una tienda de comestibles bota y rompe una botella de aceite, y luego simplemente se va sin notificar a un empleado de la tienda o toma otras medidas para minimizar el peligro, y entonces alguien inconsciente de la condición camina por el pasillo inmediatamente después se resbala y cae, el dueño de la tienda de comestibles puede tener una defensa; no tenían medios o la oportunidad de determinar o responder al peligro, y por lo tanto no habían incumplido su deber de diligencia a la parte lesionada.

Además, la ley de Responsabilidad del establecimiento distingue entre los diferentes tipos de personas que pueden estar en una propiedad, y la situación de esa persona puede determinar la responsabilidad. En Illinois, la ley distingue entre los invitados o licenciatarios y los intrusos. El invitado o licenciatario puede ser cliente de una tienda, titulares de entradas para un evento, bomberos, policías, los solicitantes de empleo, niñeras, invitados en casa, personas de entrega etc. En otras palabras, son personas que están permitidos o invitados a venir a la propiedad para un propósito específico que beneficie al dueño. Un intruso, sin embargo, no es invitado o bienvenido por el propietario de la tierra. Un intruso puede ser un criminal que ha entrado a la propiedad para un fin ilegal, o puede ser simplemente una persona que entra a la propiedad privada por algún otro motivo.

Un propietario tiene el deber de cuidar a los invitados o licenciatarios de ser conscientes de todas las condiciones que podrán plantear un riesgo inaceptable para el invitado o licenciatario, para anticipar que el invitado o licenciatario no puede ser capaz de descubrir o el riesgo de sufrir daños y por lo tanto ejercer cuidado razonable para prevenir que el invitado o licenciatario sufa el daño.

Incidentalmente, no hay ninguna regla dura y rápida para lo que se requieren medidas preventivas que no sea el criterio de "razonabilidad". Por ejemplo, puede requerir una señal de advertencia prominente para un suelo resbaloso, cercar un área donde hay un hoyo en la tierra, iluminación extra para las escaleras, marcas de pintura especial para una acera o paso desigual, una luz de advertencia o campana para el tráfico que se aproxima, etc. En otras palabras, la "razonabilidad" requiere que un dueño tome medidas que serían suficientes para hacerle más fácil para un invitado o licenciatario a hacerse consciente y capaz de evitar una condición peligrosa. Por lo tanto, incluso si un propietario ha tomado alguna medida de precaución, la parte perjudicada siempre puede alegar que la precaución tomada no era razonable, bajo las circunstancias, o que deberían haberse tomado otras medidas adicionales.

Para un intruso, sin embargo, la ley de responsabilidad del establecimiento en Illinois es menos solícito. Mientras que un propietario no puede intencionadamente o sin motivo herir a un intruso, un propietario en general no tiene el deber de proteger a los intrusos. Aunque hay algunas excepciones importantes a este principio, como cuando el propietario está llevando a cabo algún tipo de actividad especialmente peligrosa en la tierra, hay una cierta área excesivamente peligrosa en la tierra, o el propietario está consciente y, en general tolera-intrusos frecuentes (por ejemplo, si un propietario sabe que los niños caminan con frecuencia a través de su tierra como un atajo de un autobús de escuela a sus hogares), un propietario generalmente no tiene el deber de minimizar el riesgo de daño a los intrusos.

Illinois tiene reglas especiales con respecto a caídas en el hielo y la nieve

Además de tratar los intrusos diferentes de los demás, Illinois tiene otras normas que pueden proteger a los propietarios de la responsabilidad. Al ser un estado en el que los duros inviernos son muy comunes, Illinois tiene algunas consideraciones especiales con respecto a las condiciones de nieve o hielo. Porque los propietarios de tierras no son aseguradores de invitados o licenciatarios, los tribunales de Illinois han adoptado una norma general de que las condiciones "naturales" que pueden hacer que la propiedad peligrosa, tales como aceras heladas o agua de las botas de alguien, no debe conducir a la responsabilidad del establecimiento. Sin embargo, como la mayoría de las áreas de la ley, esta regla también tiene algunas excepciones importantes.

En particular, los tribunales reconocen que los propietarios pueden crear o exacerbar los peligros normales de hielo y nieve, o que puede haber condiciones subyacentes que crean peligro en condiciones de hielo o nieve. Por ejemplo, un propietario puede eliminar o quitar la nieve de una manera particular que puede crear un nuevo peligro, o puede fallar de proveer iluminación para una vía de hielo o de cubrir una zanja que, cuando se llena de nieve, se ve a nivel con la superficie alrededor y crea un tropiezo o un riesgo de caída. En consecuencia, la persona perjudicada podrá aún ser capaz de hacer un reclamo de responsabilidad del establecimiento válido cuando una lesión involucra condiciones de hielo o nieve.

Si usted necesita ayuda o consejo en la evaluación de un caso de responsabilidad del establecimiento, llame a los abogados de Abels & Annes

Es evidente que muchos casos de lesiones personales que implican responsabilidad del establecimiento no siempre son "corta y seca," no importa lo que muchos piensen. Mientras que algunos casos pueden ser sencillos y fáciles de resolver, también hay muchos casos en los que se plantean cuestiones difíciles en probar uno o más de los elementos necesarios para demostrar responsabilidad. Además, algunas lesiones pueden ser muy críticos, involucrando huesos rotos, requiriendo cirugía complicada, o causando debilidad permanente debido a daños a la espalda, el cuello o incluso al celebro esto es especialmente cierto cuando los perjudicados son personas mayores. Como regla general, lo más grave la lesión, lo más mayor el incentivo para los dueños de propiedades (y sus aseguradores) para montar una defensa vigorosa.

En Abels & Annes, hemos representado a clientes en casos de "resbalón y caída" y en otros casos de responsabilidad del establecimiento incluyendo todo, desde simples a lesiones graves, de arreglos rápidos a negociación o litigio prolongado. Creemos firmemente que traer casos de responsabilidad del establecimiento y otros casos de lesiones personales son una medida importante en el cumplimiento de los requisitos para negocios e individuos a comportarse responsablemente con los demás. Nuestro objetivo es asegurarnos de que las personas no operen sus negocios o su propiedad en formas que crean riesgos innecesarios de daño al público.

En particular, sabemos que muchos dueños de propiedades en Chicago y las comunidades alrededor no siempre son diligentes en mantener su propiedad libre de riesgos peligrosos, y las personas que sufren lesiones por la negligencia e inacción de los propietarios irresponsables deben recibir la compensación la cual ellos tienen derecho legítimamente y legalmente.

Si usted necesita ayuda o consejo en la evaluación de un caso de responsabilidad del establecimiento llame a la oficina legal de Abels & Annes en Chicago al número gratis (855) LAW-CHICAGO o localmente al (312) 924- 7575. Su consulta es gratis y, si tomamos su caso, usted nunca tendrá que pagar un honorario a menos que recuperemos los daños en su nombre.

Client Reviews
My overall experience with the law firm was excellent. I don’t have anything bad I could say about them. I felt like I was being taken care of like I was a close family member.
★★★★★
I would give them an A+, a 10, they far exceeded my expectations. Professional, direct, very educated, very honest. I never felt like I wasn’t kept in the loop or that I was left on a need-to-know basis. Molly
★★★★★
The one thing I have learned, especially in using Dave Abels, is that any time you use a professional, there are only two things you should expect: results and communication. Dave Abels excels at both. Jerry
★★★★★
I think of Dave and his firm as a great resource, very knowledgeable, and would certainly recommend them to anyone. Amy
★★★★★
I didn’t have to do anything. It was all in their hands and I would get calls with good news every time. I am happy with the way they handled everything. Jordan
★★★★★