Abels & Annes

Enviando Mensajes de Texto Mientras Conduce

texting while driving

¿Se ha lesionado en un accidente de vehículo por alguien que estuvo enviando mensajes de texto mientras conducía?

Es increíble lo que la gente hace en sus vehículos, mientras se supone que deben estar conduciendo:

  • Comiendo.
  • Maquillándose.
  • Leyendo.
  • Atando un lazo.
  • Poniendo o quitando un suéter o una chaqueta.
  • Mirando un accidente o algún otro espectáculo en la carretera.
  • Cambiando estaciones de radio.
  • Poniendo un nuevo CD en el reproductor.
  • Conversando con los pasajeros.
  • Alcanzando algo en el suelo.

Hace cincuenta años, los conductores podían participar en alguna de las actividades mencionadas. Hace quince años, los conductores podían participar en cualquiera de estas actividades. Hoy en día, pueden hacer aún más: El Advent 3G y 4G dispositivos de mano significa que hay nuevas distracciones que se han agregado a la lista de actividades en que los conductores inatentos participan.

  • Enviando mensajes de texto;
  • Navegando por internet; y
  • Leyendo e-mails.

Los conductores no sólo pueden participar en estas actividades, pero muy a menudo lo hacen-y frecuentemente, con resultados trágicos:

  • En 2007, una mujer de California estaba pagando sus facturas a través de su dispositivo de mano mientras conducía. Ella se estrelló contra una fila de carros parados, causando el que estaba inmediatamente delante de ella a reventar en llamas, matando al conductor. Ella fue condenada a seis años de prisión por homicidio vehicular.
  • En diciembre de 2010, en la avenida Ewing en el sur de Chicago, un hombre de 70 años de edad, se metió en un accidente leve una mañana. Salió de su carro para inspeccionar los daños y para llamar al 911 cuando otro conductor lo golpeó; él murió mas tarde de sus heridas. Los registros indican que la víctima llamó al 911 a las 7:54 a.m. a reportar su accidente. La página de Facebook del conductor que lo golpeó muestra que se hizo una actualización a su página en ese mismo momento a través de su dispositivo móvil.
  • En septiembre de 2010, una mujer de 77 años de edad de Minnesota fue golpeada en un choque de frente por una joven de 18 años de edad, quien se desvió sobre la línea central. Registros telefónicos de la joven indicaron que ella envió y recibió una serie de 15 mensajes de texto en el período inmediatamente antes del accidente. Además de sufrir lesiones muy graves ella misma, ella fue acusada por negligencia grave y homicidio vehicular, con una pena de hasta diez años de prisión.
  • En septiembre de 2012, una mujer de Texas estaba enviando mensajes de texto mientras conducía y le pego a una alcantarilla, volteando su auto varias veces antes de que ella se inmovilizó en el auto volcado contra un árbol. El auto se incendió y ella quedó atrapada adentro del auto encendido por más de 20 minutos, dejándola con quemaduras de tercero y cuarto grado en más del 70% de su cuerpo. Aunque sobrevivió, ella tuvo más de 30 operaciones en el espacio de dos años. Ella ahora habla en contra de conducir y enviar mensajes de texto.

El Consejo Nacional de Seguridad estima que alrededor del 24 por ciento de todos los accidentes de tráfico-que es el equivalente de 1.2 millones de accidentes al año, están vinculados a los conductores enviando mensajes de texto o hablando por sus teléfonos celulares.

Conduciendo mientras enviando mensajes de texto es ilegal en Illinois

Enviar mensajes de texto mientras conduciendo puede ser tan peligroso, en realidad, más peligroso que conducir ebrio. Una prueba informal llevada a cabo por la revista Car & Driver puso un conductor al volante de un auto en diferentes escenarios, incluyendo enviando los mensajes de texto, para averiguar cuanto estas actividades diferentes afectaban los tiempos de reacción de diferente frenados. Los resultados fueron aleccionados:

  • Cuando el conductor no tenia distracciones y estaba sobrio, tomó .54 segundos para aplicar los frenos;
  • Cuando el conductor estaba ebrio legalmente (0.08% BAC), su distancia de frenado aumento por 4 pies;
  • Cuando estaba leyendo un e-mail, la distancia era un adicional de 32 pies (36 pies en total);
  • Cuando él estaba enviando mensajes de texto, la distancia de frenado era un adicional de 24 pies (70 pies en total).

Desde 2009, ha sido ilegal en Illinois a enviar mensajes de texto y conducir al mismo tiempo. Específicamente, la ley de Illinois dice:

  • "Una persona no puede operar un vehículo motorizado en una carretera durante el uso de un dispositivo de comunicación electrónica para redactar, enviar o leer un mensaje electrónico”.

Las únicas excepciones son: si el único propósito de enviar mensajes de texto es para informar a o continuar comunicando con el personal de emergencia en una situación de emergencia; si el dispositivo funciona con manos libres; si el conductor está estacionado fuera de de la calle; o si el vehículo está completamente parado debido a una obstrucción del tráfico, y la palanca de cambios esta en neutro o parqueado. En otras palabras, enviar mensajes de texto mientras conduce, sólo está permitido cuando no está supuestamente conduciendo.

Los peligros de enviar mensajes de texto y operar un vehículo de motor al mismo tiempo, no se puede subestimar. El trece por ciento de los conductores de la edad de18 a 20 implicados en accidentes de tráfico admitieron en enviar los mensajes de texto o usar sus teléfonos celulares en el momento del accidente y sólo son los que reconocieron el fallo. Y aunque casi no debería ser una sorpresa para cualquiera que tenga sentido de que hacer cualquier otra cosa además de prestar atención a la carretera y otro tipo de tráfico es extremadamente peligroso mientras conduce, tristemente, muchos conductores jóvenes son dramáticamente demasiado confiados de sus habilidades de conducción: el 55 por ciento de los adultos jóvenes piensan que es fácil de enviar mensaje de texto y conducir al mismo tiempo, y el 77 por ciento de ellos están seguros de que pueden hacerlo con seguridad. Se espera que muchos de ellos aprenderán la verdad antes de que ellos-u otros usuarios desafortunadas de las carreteras-los prueban a ellos trágicamente mal.

Si usted ha sido herido o un ser querido ha sido herido o a muerto o herido o lesionado por un conductor enviando mensajes de texto, contacte a los abogados de Abels y Annes.

Toda clase de accidente de vehículo es desagradable para las personas involucradas, y los accidentes que dan lugar a lesiones o muertes hacen aún más devastador. A veces los accidentes son casi inevitables: las carreteras heladas, frenos defectuosos, la baja visibilidad de la niebla o la lluvia, o un árbol que ha caído sobre la carretera. Sin embargo, otros tipos de accidentes son totalmente evitables.

Se estima que cerca de 100,000 conductores estrellan cada año, mientras que envían mensajes de texto. Pero no sólo son sus propias vidas que están arriesgando. Cuando un accidente es causado por las acciones descuidadas e acciones irreflexivas de alguien que elige enviar texto mientras conduce, casi no hay palabras para describir la angustia de los perjudicados o sus familias o los seres queridos de los que han muerto por el descuido del conductor enviando mensajes de texto.

¿Puede ser cualquier mensaje suficientemente importante como para arriesgar la vida de una persona inocente?

Mientras las leyes estatales pueden corregir los aspectos penales de tal negligencia y la imprudencia, le corresponde a cada ciudadano a hacer cumplir la justicia civil, asegurándose de que los que causan tales daños paguen las lesiones y los daños que han causado. Los abogados de accidentes de carro de Chicago en Abels y Annes fuertemente sienten que los que causan lesiones por tal comportamiento deben ser hechos a enfrentar la gravedad de su negligencia, y damos la bienvenida a la oportunidad de representar a aquellos que han sido heridos o perjudicados en un accidente causado por los automovilistas que estuvieron enviando mensajes de texto mientras conducían.

En Abels y Annes, sabemos lo que nuestros clientes pasan. Hemos representado a conductores, motociclistas, peatones, ciclistas y otros que han sido heridos por la negligencia o imprudencia de un conductor. Cuando tomamos un caso, hacemos todo lo posible para asegurarnos de que nuestros clientes reciban todos los daños y perjuicios que les corresponden, para tratar de hacer su vida completa de nuevo después de sufrir lesiones devastadoras, incluyendo lesiones en la columna y la cabeza graves y debilitantes. Y cuando se trata de ir tras de los conductores que causan accidentes por enviar mensajes de texto y conducir, también reclamamos daños punitivos, cuando es apropiado.

Si usted ha sido herido, o un ser querido ha muerto o ha sido herido por un conductor que estaba enviando mensajes de texto en el momento del accidente, contacte a Abels y Annes al (855) LAW-CHICAGO (529-2442), o localmente en Chicago al (312) 924-7575, o utilice el formulario en línea aquí en este sitio web.

Si usted ha sido lesionado debido a los mensajes de texto enviados mientras conduciendo, llame a Abels y Annes, PC hoy en (855) LAW-CHICAGO o contáctenos en línea para una consulta de su caso gratis.

Client Reviews
My overall experience with the law firm was excellent. I don’t have anything bad I could say about them. I felt like I was being taken care of like I was a close family member.
★★★★★
I would give them an A+, a 10, they far exceeded my expectations. Professional, direct, very educated, very honest. I never felt like I wasn’t kept in the loop or that I was left on a need-to-know basis.
★★★★★
The one thing I have learned, especially in using Dave Abels, is that any time you use a professional, there are only two things you should expect: results and communication. Dave Abels excels at both.
★★★★★
I think of Dave and his firm as a great resource, very knowledgeable, and would certainly recommend them to anyone.
★★★★★
I didn’t have to do anything. It was all in their hands and I would get calls with good news every time. I am happy with the way they handled everything.
★★★★★